¿Cómo seguir por Twitter a los Diputados del Congreso?

El ciudadano tiene interés por seguir la actualidad política, y de seguirla de múltiples formas y en múltiples formatos y plataformas. En redes sociales una de las referencias si hablamos de política Más »

¿Cómo se comportan en Twitter los nuevos diputados del Congreso?

Una semana ha pasado desde que el pasado 20 de diciembre se dieron los resultados de las Elecciones Generales 2015. Tiempo suficiente para averiguar quiénes de los 350 nuevos diputados tienen presencia Más »

Congreso de los Diputados: XI Legislatura

El resultado de las Elecciones Generales 2015 ha provocado un panorama inédito en la historia de nuestro Congreso de los Diputados desde el inicio de su nueva etapa en 1.977. El cuarto Más »

¿A quiénes siguen en Twitter Rajoy, Sánchez e Iglesias? Conclusiones

Analizar el comportamiento de nuestros políticos en las redes sociales se hace cada vez más necesario, porque pasados ya varios años desde la incorporación de éstos al nuevo medio, y como en Más »

Político vs Partido Político. Reputación online (II)

Pensar en un concejal que representa a un partido político perteneciente a un ayuntamiento de 5.600 habitantes. Y ahora imaginaos que ese concejal entre sus perfiles en Facebook y Twitter ha conseguido Más »

¿Político reputado en Internet? Urgente y necesario. Reputación online (I)

616 parlamentarios componen las dos Cámaras que sustentan nuestra representatividad política en el ámbito estatal. 350 diputados y 266 senadores. Todos ellos, exceptuando los 58 senadores designados por los Parlamentos Autonómicos, han Más »

Sesión de Control: lo que pasó en Congreso y Senado según los diputados y senadores

Los diputados y senadores participan de modos diferentes en los Plenos de ambas cámaras. Y una de las modalidades que poco a poco va cogiendo forma es la de convertirse en relatores Más »

Pleno Congreso Diputados (14, 15 y 16 Octubre 2014)

Esta semana la actividad en la sesión plenaria del Congreso estará protagonizada por un tema: la gestión de la crisis del virus ébola en España. Habrá un total de 7 intervenciones relacionadas Más »

 

¿Político reputado en Internet? Urgente y necesario. Reputación online (I)

Reputación online políticos

616 parlamentarios componen las dos Cámaras que sustentan nuestra representatividad política en el ámbito estatal. 350 diputados y 266 senadores. Todos ellos, exceptuando los 58 senadores designados por los Parlamentos Autonómicos, han sido elegidos en las elecciones generales del 2011. Cargos públicos elegidos por los ciudadanos, que durante los períodos de campañas electorales dedicaron gran parte de su tiempo a solicitar el voto, a pedirnos que depositáramos nuestra confianza en el partido político responsable de elaborar la lista en la que cada uno de ellos fue incluido para optar a una de los dos Cámaras.

Y a estos 616 parlamentarios deberíamos incluir otros 72.907 cargos públicos: 1.218 diputados autonómicos, 68.462 alcaldes y concejales, 1.818 consejeros comarcales y 1.409 diputados provinciales y consejeros insulares.

73.523 cargos públicos cuya responsabilidad, en mayor o menor medida, es la de representarnos, de llevar a cabo las políticas públicas que afectan a todos los ciudadanos de nuestro país.

Y todo ello en un contexto en el que en el año 2013, el 71,6% de la población española se declaró internauta, y de éstos un 61,4% afirmaron que tenían algún tipo de presencia en  las Redes Sociales (datos del Informe de la Sociedad de la Información en España 2013, publicado por Fundación Telefónica).

Ante esta situación, la persona que accede a un cargo público ya se plantea, en la mayoría de los casos, el tener algún tipo de presencia en la llamada Web Social (redes sociales, email, plataformas de participación, soportes de mensajería interna, etc…). De hecho, si nos centramos en los 616 parlamentarios, sabemos de los siguientes datos:

  • 342 parlamentarios poseen una cuenta en Twitter
  • 266 parlamentarios poseen un perfil en Facebook
  • 130 parlamentarios tienen un blog personal
  • 515 parlamentarios tienen publicado su correo electrónico institucional

Es decir, ya hay un nivel de presencia importante en Internet de nuestros representantes públicos, lo cual implica que potencialmente los ciudadanos pueden establecer una comunicación directa con cada uno de ellos. Pero que estén presentes en todos estos medios no significa ni mucho menos que todos ellos se comuniquen con los ciudadanos o el resto de la sociedad civil que así lo requiera. Detrás de estas cifras se esconde una gran diversidad de situaciones respecto a la comunicación política por parte de nuestros representantes públicos.

Sin embargo, lo que ya es una evidencia es que si un político decide comunicarse directamente con la sociedad civil puede hacerlo en multitud de formas y circunstancias. Y precisamente por la existencia de esa multitud de variantes, es  cuando se requiere de una profundización seria y meditada sobre  lo que puede hacer un cargo público en la Web Social. En resumidas cuentas, cada vez va a ser más importante, y sobre todo como hecho diferenciador del resto, el tener una planificación seria y desarrollada de la marca personal del político en Internet.

En este primer post me gustaría simplemente describir de un modo muy general lo que creo ha de ser una presencia óptima y profunda de un político en Internet, pensando siempre bajo dos perspectivas diferentes, la que responde a la pregunta de qué puede ofrecer el político a la ciudadanía en la Red, y la perspectiva inversa: qué puede aprender el político de la ciudadanía a través de la Red.

Sin embargo, en el desarrollo de la marca personal en la Red de un político no sólo participan él mismo y la ciudadanía, también influyen otros factores y actores que forman parte del ecosistema político digital en el que se desarrolla toda la acción política en la Red. Participan las propias organizaciones políticas en las que militan los políticos, los medios de comunicación, los propios periodistas, las instituciones políticas en las que realizan su actividad dichos políticos y sus partidos, y las organizaciones sociales con algún tipo de representatividad – ya sean organizaciones tradicionales o las surgidas a raíz del uso de la Web Social -. Es decir, los protagonistas son los mismos de siempre, pero en un medio nuevo, Internet.

Por lo tanto, el político actual, así como tiene asumido que bien de forma individual, o a través de su partido, cuando ejerce una representatividad pública ha de tener una mínima planificación y estrategia en comunicación política dentro del ámbito del mundo físico (medios de comunicación convencionales, organizaciones sindicales, patronales, asociaciones, sociedad civil, etc…), en el ámbito de la Web Social también debería tenerla. Es decir, que en el año 2014 ya no es suficiente ESTAR en Internet, hay que SABER ESTAR.

Y para saber estar en Internet hay que afrontar una serie de procesos indispensables, todos ellos incluidos en el contexto del propio político con el resto del ecosistema político digital mencionado anteriormente. Si un político quiere ser relevante en la Web Social ha de asumir lo anteriormente expuesto, sino corre el riesgo de convertirse en un individuo al que la enorme complejidad de la Red lo devore, y simplemente sea uno más entre los millones de usuarios que diariamente hacemos uso de Internet, y de la web Social en concreto. El actual ecosistema político digital está lleno de buenos servidores públicos que sin embargo son a día de hoy irrelevantes ante millones de internautas. Y eso YA es un problema, tanto para el político como para la sociedad en general.

Y la segunda perspectiva sobre la que hay que analizar la presencia planificada de un político en Internet es la que va enfocada a qué puede aprender él de la ciudadanía. Este planteamiento se centra en que Internet no sólo ha de ser un medio en el que el político responda a la ciudadanía, sino que la Red también ha de ser un medio muy afín para que el servidor público aprenda a recabar información y localizar individuos u organizaciones que le sean de utilidad para sus trabajos diarios de acción política. Simplificándolo mucho, el político no sólo debe aprender a  responder adecuadamente en Internet a la ciudadanía, también ha de aprender a preguntarle a ella, y no es tarea sencilla.

En los siguientes artículos desgranaré punto por punto lo que creo ha de ser una planificación seria de un político en la Red, como por ejemplo el  por qué ha de  hacerse una serie de preguntas iniciales sobre su presencia en Internet: ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Dónde? ¿Cómo? ¿Con quién?; una reflexión seria y sincera del papel que él puede jugar en la Red, teniendo en cuenta la relación y contexto actual con el partido político que representa; el plantearse cómo ha de estar en la Red siendo consciente que posiblemente no parta de cero, llevando ya varios años comunicándose por la Red; decidir muy seriamente que en algunos casos y circunstancias quizás sea más conveniente no estar en las redes sociales, o al menos no en todas, y muchas otras cuestiones.

En resumidas cuentas, plasmaré lo que creo ha de ser la elaboración de un plan estratégico de reputación en la Red de un político con cargo público, porque si hablamos de políticos y redes sociales, no hay ocupación más social y digna que la de un representante político con un cargo público, o así debería ser 😉

One Response to ¿Político reputado en Internet? Urgente y necesario. Reputación online (I)

  1. […] ¿Político reputado en Internet? Urgente y necesario. Reputación online (I) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *